TEMA: Antecedentes de la Integración

Ajustado por AGG|

"Hay que trabajar por enriquecer los conocimientos adquiridos durante los estudios,para saberlos aplicar en la práctica de manera creadora y recordar que la realidad es siempre mucho más rica que la teoría, pero que la teoría es imprescindible para desarrollar el trabajo profesional de un modo científico"[1].

Fidel Castro Ruz

El desarrollo social propio del actual siglo exige metas más rigurosas en cuanto a la educación de las nuevas generaciones. La sociedad cubana aspira a un hombre nuevo poseedor de una cultura general integral y una preparación que le permita enfrentar y dar respuesta a la problemática resultante de la dialéctica propia de las contradicciones emanadas del vertiginoso desarrollo científico técnico que se produce a nivel mundial.

En Cuba se trazó nuevas pautas y prioridades en la educación, con la aspiración de convertir al país en el más culto del mundo. Para cumplir esa importante tarea se preparan los profesores en todas las secundarias básicas del país, a través del trabajo metodológico estructurado en función de garantizar la creatividad en el razonamiento, sistematicidad, flexibilidad, eficacia, interdisciplinariedad para contribuir a elevar la calidad de la clase que recibirán los alumnos en la escuela.

La aplicación de la interdisciplinariedad en el proceso de enseñanza aprendizaje de las Ciencias Naturales contribuye a desarrollar integralmente la personalidad acorde a los adelantos científicos técnicos, dominio de los fundamentos de las asignaturas que la integran, asimilación de los principios de la concepción dialéctico materialista del mundo, desarrollo de habilidades, hábitos, capacidades, valores, así como la educación moral, estética y para la vida de las nuevas generaciones; todo ello en correspondencia con las necesidades esenciales de la sociedad y el nivel creciente de desarrollo de la ciencia y la técnica.

La enseñanza aprendizaje de las Ciencias Naturales, sobre la base del principio de la interdisciplinariedad, lleva implícito el dinamismo en las actividades docentes, con la utilización de métodos y medios de enseñanza diversos que contribuya a desarrollar una mayor asimilación de los conocimientos. Para cumplirlo es indispensable la realización de excursiones a la naturaleza, juegos didácticos, visitas a museos, laboratorios, centros de producción, conversatorios, experimentos, prácticas, entre otros, vinculados con el desarrollo de esta ciencia.

En Cuba, desde la época de la Colonia, destacadas figuras de la ciencia y la pedagogía lucharon porque en las escuelas se introdujeran los estudios de la naturaleza. Entre las personalidades referidas se incluye particularmente a Felix Varela Morales (1788-1853), quien se proyectó a favor de que en la secundaria se iniciara con el estudio de la naturaleza y la sociedad, mediante la observación y la experimentación. En sus escritos sobre la enseñanza se evidencia la integración de los contenidos.

En este sentido Justo Chávez, 2005 expresó "que algunos pedagogos cubanos contemporáneos afirman que Varela se basó en la idea de la globalización de la enseñanza,"[3] tendencia que predominó en la llamada Escuela Nueva Varela afirmó que "el verdadero maestro del hombre es la naturaleza." [4]Otro eminente filósofo y pedagogo del siglo XIX fue José de la Luz y Caballero (1800-1862), que dedicó gran parte de su vida a los problemas de la Educación y la Enseñanza, tuvo proyecciones acerca de que la naturaleza debía ser estudiada por los niños desde la más temprana edad.
José Martí Pérez (1853-1895), Héroe Nacional de Cuba, dejó para la posteridad esta frase de profundo contenido pedagógico: "(...) divorciar al hombre de la tierra, es un atentado monstruoso. A las aves alas; a los peces, aletas; a los hombres, que viven de la naturaleza, el conocimiento de la naturaleza, esas son sus alas." [5]

Desde aquella época se le ha otorgado gran importancia al estudio de la naturaleza desde edades tempranas con un contenido pedagógico, para desarrollar el interés hacia el estudio de las Ciencias Naturales.

Enrique José Varona desempeñó una importante función en relación con la enseñanza de las Ciencias Naturales ya que, "luchó arduamente contra el formalismo; insistió en lo científico y en la sustitución del verbalismo por la experimentación, daba la escuela para la vida, insistiendo en los métodos de trabajo y no simplemente en conocimientos infértiles." [6]
Cada minuto se acumula por la humanidad un caudal enorme de conocimientos científicos y resultados tecnológicos debido al desarrollo científico técnico, lo que implica que el proceso de enseñanza aprendizaje tiene un enfoque interdisciplinario en esta ciencia con una constante actividad creadora e innovadora, para estimular en el alumno su potencial de vitalidad en los aspectos teóricos y prácticos de la inteligencia, en la independencia cognoscitiva, en su disponibilidad hacia los otros y en su compromiso social.
El proceso de enseñanza aprendizaje de las Ciencias Naturales tiene carácter sistémico, su estructuración y sus funciones dependen de las relaciones que se logren entre todos sus componentes. En esta investigación, se asume como componentes del proceso de enseñanza aprendizaje el profesor, el alumno, el grupo, cuyas relaciones están mediadas por otros componentes, el objetivo, el contenido, los métodos, los medios de enseñanza aprendizaje, la evaluación y las formas de organización de este proceso. Este proceso científicamente dirigido tiene que cumplir las funciones instructiva, educativa y desarrolladora. El alumno puede ser considerado centro del proceso. El grupo propicia el papel activo en el aprendizaje de las Ciencias Naturales, de modo que en esa participación activa, se apropien de los contenidos, y los mismos resulten desarrolladores.
El proceso de enseñanza aprendizaje con enfoque interdisciplinario y desarrollador lleva consigo un estudio y profundización de los fundamentos teóricos metodológicos de las asignaturas que forman parte de las Ciencias Naturales, donde los profesores desempeñan un importante papel, ya que la concepción desarrolladora del proceso de enseñanza aprendizaje implica basarse en una educación, enseñanza y aprendizaje desarrolladores cuyo soporte teórico esencial es el enfoque histórico cultural, como corriente pedagógica contemporánea y teórica de aprendizaje.
La enseñanza de las Ciencias Naturales con enfoque interdisciplinario y desarrollador está en condiciones ventajosas en Cuba con respecto a otros países, debido a que se cuenta, entre otras condiciones, con un solo sistema educativo, que es flexible, existe el Profesor General Integral y el colectivo de grado que favorecen el trabajo cooperado en la escuela.

Muchos autores utilizan el término de interdisciplinariedad, intermaterias, interciencias, pero en 1984, un colectivo de autores del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas conceptualizan: ."estos conocimientos, hábitos y habilidades de las distintas materias, están integrados en sistemas que necesariamente deben coordinarse, de tal modo que deba formarse en el alumno, un sistema generalizado de conocimientos integrados en su concepción del mundo."[10]

Por otra parte, Fiallo, especialista cubano que durante muchos años ha trabajado en esta línea de investigación y reúne a un grupo de especialista de diferentes áreas del conocimiento plantea que: "Las relaciones intermaterias son una vía efectiva que contribuye al logro de la relación mutua del sistema de conceptos, leyes, teorías que abordan en la escuela, además permiten garantizar un sistema general de conocimientos y habilidades, tanto de carácter intelectual como práctico."[11]
Siguiente

Comentarios


Deja un comentario