Tamaño letra:

James Clerk Maxwell 

 

 

  

MaxwelNacido el 13 de noviembre de 1831,
en Edinburgh, Escocia, Gran Bretaña.
Fallecido el 5 de noviembre 1879,
en Cambridge, Inglaterra.

 

 

 

 

Las primeras investigaciones en torno a los fenómenos eléctricos y magnéticos fueron realizadas por científicos como Michael Faraday, británico, André Marie Ampere, francés, y Carl Friedrieh Gauss, alemán, entre otros; pero quien les dio forma cuantitativa y matemática a las explicaciones de aquellos con una poderosa síntesis, que fue la admiración de sus contemporáneos y que nos sorprende aún hoy, fue el escocés James Clerk Maxwell.

Maxwell nació el mismo año en que Faraday logró su máximo descubrimiento, la inducción electromagnética, en 1831. Descendiente de una antigua familia de nobles blasones, Maxwell era un niño prodigio. En 1841 inició sus estudios en la Academia de Edimburgo, donde demostró su excepcional interés por la geometría, disciplina sobre la que trató su primer trabajo científico, que le fue publicado cuando sólo tenía catorce años de edad. Dos años más tarde ingresó a la Universidad de Edimburgo, y posteriormente se trasladó al Trinity College de Cambridge donde se graduó en matemáticas en 1854. Más tarde fue asignado a la cátedra de filosofía natural en Aberdeen, cargo que desempeñó hasta que el duque de Devonshire le ofreció la organización y la cátedra de física en el laboratorio Cavendish de Cambridge. Tal labor lo absorbió por completo y lo condujeron a la formulación de la teoría electromagnética de la luz y de las ecuaciones generales del campo electromagnético. En tal contexto, Maxwell estableció que la luz está constituida por ondulaciones transversales del mismo medio, lo cual provoca los fenómenos eléctricos y magnéticos. Sus más fecundos años los pasó en el silencioso retiro de su casa de campo. Allí maduró la monumental obra «Trealise on Electricity and Magnetism» (1873).

James Clerk Maxwell falleció en Cambridge, el 5 de noviembre de 1879.