Tamaño letra:

James Prescott Joule (1818-1889)

JouleSabías que ... Joule de niño hacía piarda y no iba a la escuela y que de mayor se arruinó financiando su propia investigación, gracias a la cual nosotros vivimos más cómodamente y comprendemos mejor el mundo que nos rodea. Su ilusión era reemplazar los motores de vapor por motores eléctricos, esto le llevó a interesarse por esa misteriosa cosa que llamamos calor.

 

 

 

 Breve biografía

El romanticismo y la revolución industrial marcan la época en la que nuestro personaje vino al mundo. Lo hizo en Manchester (Inglaterra), en el seno de una próspera familia dedicada a la fabricación de cerveza. De niño no fue a la escuela y recibió educación en casa. A la temprana edad de 16 años fue a Cambridge a estudiar nada menos que con John Dalton (quizás te suene el modelo atómico de Dalton). Finalmente regresó a su casa instalando con sus propios medio un laboratorio en el sótano. Su ilusión era reemplazar los motores de vapor de la época por modernos motores eléctricos, para ello se dedicó a intentar mejorar la eficiencia de dichos motores. Sus investigaciones le condujeron a interesarse por el calor. Pronto descubrió lo que hoy conocemos como Ley de Joule: que una corriente eléctrica produce calor de forma proporcional al cuadrado de la intensidad de corriente. Hoy día tenemos claro que el calor es una forma de energía y que las distintas formas de energía (química, eléctrica, mecánica, etc) son interconvertibles entre sí. No obstante, conviene recordar que no siempre estuvo tan claro como hoy, fue nuestro hombre, James Prescott Joule, quien en buena medida contribuyó a aclarar la cuestión dando pie a la formulación del Primer Principio de la Termodinámica. En 1875 se acaba su dinero y desde entonces su salud se va debilitando hasta morir en 1889.

 

La Energía es la capacidad de los sistemas para cambiar sus propiedades o la de otros sistemas. Esta se transmite de unos sistemas a otro mediante tres vías fundamentales: el trabajo, el calentamiento o la radiación.

La energía puede adoptar muchas formas que son interconvertibles entre sí (eléctrica, química, nuclear, etc), pero todas ellas se puede adscribir a tres tipos fundamentales: cinética, potencial y radiante

Podemos utilizar muy variadas unidades de energía, pero en el sistema internacional, la unidad de energía el joule (J).

El joule, es la unidad de energía en el SI. 1 J equivale a 0,239 calorías ó 101,3 atm L.