Relaciones interpersonales

RELA INTER

MsC María de los Ángeles Castro Balberis

¿cómo se establecen las relaciones interpersomales?

El ser humano es eminentemente social, desde el nacimiento hasta su muerte se encuentra en constante relación con los demás. Al nacer el recién nacido establece sus primeras interacciones con sus padres o con las personas encargadas de cuidarlo y es precisamente la familia, en primera instancia, la que le ofrece el sustento para crecer, desarrollarse y comunicarse. Ellos le dan la oportunidad de sobrevivir procurándole la satisfacción de sus necesidades, tanto físicas como emocionales, lo cual le permitirá aprender a expresar afecto y a adquirir un sentido de identidad y de pertenencia con el fin de lograr una confianza básica y una seguridad para actuar.

Los trastornos de relación es un término que designa la incapacidad de una persona para establecer relaciones sociales o intensificar los contactos interpersonales. En relación con este tipo de problemas, ampliamente extendidos, está la poca facilidad para relacionarse como resultado de especiales estados anímicos o situaciones vitales (la depresión, una perturbada autoestima y otras). La disminución de la capacidad para establecer relaciones es característica en determinadas etapas de la vida y del desarrollo (en la tercera edad, pero también en situaciones de desempleo o por problemas psíquicos durante la pubertad), pero los trastornos de relación se generan, sobre todo, durante la primera etapa educativa.

Es importante tener claro cuales son las características de las relaciones interpersonales en la etapa adolescente, que son naturales y propias en este período, lo mismo en las muchachas que en los muchachos; dichas relaciones pueden ser: conocidos, compañeros, amigos y enamorados.

Conocidos. Son personas que viven, trabajan, estudian o asisten a actividades culturales, deportivas o recreativas donde también lo hacemos nosotros y llegamos a conocerlos superficialmente, o sea, quizás conocemos su nombre o apellido, lo saludamos cuando lo vemos pero cada cual sigue su camino. Estas relaciones están determinadas por hechos casuales.

Compañeros. Son relaciones más estrechas que los conocidos. La determinan intereses y experiencias comunes durante un largo período de tiempo. Se colabora en el trabajo, en el estudio o en una actividad determinada y se siente alegría común ante un éxito. O sea, hay un acercamiento que no implica que se conozca la vida íntima del otro.

Amigos. Es mucho más. Además de todo lo anterior se establece una estrecha relación personal que se elige por simpatía o inclinación. Una amistad es más firme, duradera y profunda que la relación entre compañeros. Los sentimientos y los pensamientos más íntimos, las preocupaciones, las inquietudes y los problemas solo se hablan, por lo general, con un amigo. A su lado se siente uno comprendido. Así, se puede ser buen compañero para todos los miembros de un colectivo, pero una buena amistad se tiene solamente con algunos, o quizás con uno solo. Esto es aplicable en todas las relaciones (lo mismo entre muchachas y muchachos como entre dos personas de un mismo sexo). Algunos padres, sin embargo, piensan que no puede existir la amistad entre varones y hembras y entran en contradicciones con sus hijas adolescentes.

Enamorados. Es la atracción hacia otra persona; se sienten sentimientos muy fuertes e inexplicables, así como añoranza por el otro. Cuando se está enamorado se experimenta, repentinamente, confianza hacia esa persona, como si se conocieran de hace mucho tiempo. Las formas de trato se hacen tiernas; el corazón palpita alegremente en cada encuentro; se puede decir mucho sin palabras, solo con miradas y gestos, con caricias afectuosas y besos. Se desea estar juntos, se es feliz y se está alegre. Dar y recibir proporciona igual dicha.

Comunicación familiar es la interacción múltiple entre padres e hijos de forma multidireccional (tantas direcciones como componentes tenga el grupo familiar).

Para tener un panorama más completo de lo que son las relaciones interpersonales, resulta necesario conocer acerca de la comunicación, pues esta constituye el medio por el cual se establecen las relaciones con los demás.

DefinicionDefinicion

La comunicación se define, de una manera sencilla, como el proceso mediante el cual se envían y reciben mensajes, ya sean verbales (por medio de la palabra) o no verbales ( por expresiones corporales).

La comunicación debe ser abierta y clara, expresando lo que creemos, lo que pensamos y lo que sentimos en el momento oportuno.

Comunicación es pensamiento compartido y no puede existir pensamiento sin palabras. A través del proceso de comunicación social se trasmite el re­sultado de la actividad psíquica de los seres humanos y desde sus orígenes permitió la trasmisión de ideas, pensamientos y experiencias vividas, pero también de los conflictos, las necesidades, las aspiraciones de los hombres.

La comunicación fue y es un factor fundamental desde el punto de vista social en el desarrollo del hombre, tanto en lo psíquico como en lo sociológico y puede entenderse como intercambio, interre­lación, como diálogo, como vida en sociedad, todo ello relacionado indisolublemente con las necesidades de los hombres.

La familia constituye la célula básica de la sociedad y lo es en dos sentidos: en lo biológico, porque engendra las personas que componen la sociedad y, en lo social, porque funciona para el niño como un micromundo, como la portadora de la ideología, las normas y las costumbres que caracterizan a la sociedad; es en la familia donde se aprenden las primeras reglas sociales de la conducta y donde se produce el primer encuentro del niño con otro ser.

La familia es el primer grupo social que encuentra el niño al nacer, el contexto social que coincide con las épocas de mayor permeabilidad y adaptabilidad en toda su vida. Se puede decir que el niño es como una “esponja”, capaz de asimilar y, más tarde, de reflejar todo cuanto su familia pueda brindarle de forma voluntaria o involuntaria.

Por esto resulta imprescindible el hecho de que la familia sea portadora de un modo de vida favorable para que los hijos desarrollen una vida sana física y psíquicamente.

A través del proceso comunicativo se trasmiten las experiencias acumuladas, los hábitos, las normas, las costumbres y los modos de comportarse. Para el niño es esencial la comunicación que establece con los adultos y, en especial, con sus padres y familiares, por la carga emotiva que esta contiene.

La comunicación familiar, para que provoque un efecto positivo en el niño o niña, debe estar matizada por la aceptación, el respeto, el amor y la confianza entre los miembros del grupo familiar, todo esto se pone de manifiesto cuando se practica la cooperación entre padres e hijos.

Relación hogar, escuela, comunidad

La escuela no está sola, cada uno de sus estudiantes ocupa su lugar dentro de un sistema de influencias, además de sus relaciones con él están las relaciones padres- hijo, la relación con otros familiares, con otros niños y con otros grupos sociales. De ahí la necesaria relación escuela-familia- comunidad.

La escuela, el hogar y la comunidad pueden influir positiva o negativamente en la educación de los adolescentes y jóvenes y, por tanto, de posibilitarles una vida más o menos saludable según sea el caso.

La escuela y el hogar deben complementarse si se pretende lograr efectividad al dirigir la educación para la salud de los niños y jóvenes. La escuela, por su papel rector dentro del sistema de educación, ocupa el lugar central en la formación de la personalidad de la joven generación durante los once o doce años de vida escolar; el hogar, por ser la célula básica de la sociedad, tiene efecto permanente en la educación de los hijos.

La necesidad de la relación hogar-escuela se origina de una premisa básica en educación: unidad de criterios básicos y armonía en la acción por parte de padres y maestros. Todo esto beneficia en gran medida la convivencia en la comunidad.

La comunidad ejerce una notable influencia en el desarrollo adecuado de niños y jóvenes, en esto influyen los centros de trabajo y de recreación, el trabajo de las organizaciones sociales, las características de la población y de determinadas personas, así como la situación ambiental que ésta presente. Todo esto conlleva a la necesidad de una estrecha comunicación entre estos factores, lo que conlleva al éxito deseado.

Anterior

Comentarios


Deja un comentario