El germinador

Autora: Dra.C Adania Guanche Martínez


Seguramente tu maestro o maestra te indicaron la confección de un germinador para que te fuera más fácil observar cómo germinan las semillas. ¿Sabes cómo puedes hacer un germinador de modo que no se lastimen las plantas recién germinadas?germinador_aEnseguida te indicaré. Toma un pomo de boca ancha y una cartulina de un tamaño un poco menor que la altura del pomo. Enrolla la cartulina y así enrollada, colócala en el interior del pomo de boca ancha. Puedes observar la ilustración, para que te des cuenta de cómo se te indica.

Ahora toma un poco de papel higiénico, o varias servilletas, o un poco de aserrín, o un poco de arena, en fin, cualquier objeto o sustancia que absorba agua y entonces coloca este material u objeto en el interior del espacio que deja la cartulina enrollada. De modo que tenemos el pomo, en su interior, la cartulina enrollada y más adentro, el material absorbente. Este último debes humedecerlo, fíjate bien, solamente humedecerlo, no debes echarle mucho agua. El objetivo es que la cartulina que queda alrededor de esta sustancia que se humedece,

Ahora falta lo más importante: las semillas.Puedes seleccionar semillas degerminador1 frijoles negros, colorados, bayos o garbanzos. Si no tienes de estas especies o si es época de calabaza, sus semillas sirven igual, pues además de ser grandes, germinan rápidamente. Las semillas elegidas, que pueden ser hasta veinte, las irás colocando entre la pared del pomo y la cartulina, donde las vas a ir introduciendo con una pinza larga, cuidando de que no se estropeen.

Ahora falta colocar el sistema completo al sol cada día y mantener humedecida la cartulina. Verás cómo germinan todas las semillas, con la ventaja de que puedes observar las plantitas completas y que sus raíces no se van a enredar. Es más, si quieres, podrás extraer algunas para apreciar cómo son los pelos absorbentes y cómo brotan las dos primeras pequeñas hojitas, que pronto serán muchas y además, apreciarás cómo se van reduciendo los dos cotiledones, en la medida en que alimenten, con sus sustancias, al pequeño brote.

Comentarios


Deja un comentario