TEMA: Cómo usted puede ayudar al niño o niña a recordar lo aprendido

Autora: Dra. C. Adania Guanche Martínez

Por: MS.c Hortensia Alfonso Rodríguez

La ayuda que pueden dar los padres al proceso de aprendizaje de sus hijos e hijas es muy importante.Es por ello que, desde la asignatura de Ciencias Naturales, nos disponemos a darles algunas sugerencias de la forma en que este apoyo puede ser desarrollado con el mayor éxito.
En los programas curriculares de ciencias, tanto de quinto, como de sexto grado (y también en secundaria básica) aparecen contenidos en los que se explica el funcionamiento de determinados objetos que están en la casa, al alcance de los niños y niñas, y ac
erca de los cuales los padres pueden conversar con ellos, mostrándoles la forma en que funcionan.
termoPor ejemplo, los termos, esos sencillos y útiles artículos q
ue empleamos para guardar líquidos cuyas temperaturas necesitamos conservar, constituyen objetos que pueden ayudar a los escolares a comprender los fenómenos de transferencia del calor y de los materiales que son malos conductores del calor. Si usted dispone de un termo, dedique unos minutos a conversar con su hijo o hija acerca de los principios que permiten que dentro del mismo puedan mantenerse fríos o calientes determinados líquidos. Compruebe cuánto conoce su hijo o hija acerca de los fenómenos de transferencia del calor.

Otro objeto que puede servirnos para demostrar que el aire ocupa un lugar en el
espaciojeringuilla

es la jeringuilla. S
i usted dispone de uno de estos artículos en la casa, llame a su pequeño o pequeña y converse con él o ella acerca del porqué el émbolo no avanza cuando tapamos la parte anterior del tubo de la jeringuilla. Permítale que demuestre ante usted lo que ha aprendido en el aula, lo que sabe acerca del aire y su presencia en la naturaleza. Ayúdelo a reflexionar, si no recuerda o si no ha fijado bien ese conocimiento.
Seguramente estos n
o serán minutos perdidos, sino que su hijo o hija ha de sentir el orgullo de demostrarle a usted lo que sabe. Al día siguiente, coméntelo con el maestro. Verá que su obra tiene repercusión en la casa.
Más adelante continuarem
os conversando con usted acerca de este tema y verá cuántos ejemplos, además de los ya mostrados, puede usted encontrar en el hogar, para seguir apoyando el aprendizaje de su hijo o hija desde el hogar.

Comentarios


Deja un comentario