Baner_de_los_5_reinos

La clasificación de los organismos en cinco reinos

Autora: Dra. C. Adania Guanche Martínez

Por: Lic: Santa C Guzmán Fleites

Los seres vivos se distinguen por su diversidad; son de todo tipo, colores, formas y tamaños. Pueblan el planeta desde las montañas más altas hasta las profundidades de los mares, desde los desiertos hasta los glaciares; están en el aire y bajo el suelo, entre las rocas y dentro de otros seres vivos. La diversidad de seres vivos es tan grande, que nuestra mente no puede concebirla.

Durante siglos, los naturalistas intentaron clasificar las especies conocidas siguiendo diversos criterios; pero la clasificación de todos los seres vivientes ha sido y es motivo de controversia desde hace mucho tiempo. El sistema aristotélico sólo reconoce plantas y animales, a los que diferencia por el movimiento, el mecanismo de alimentación y la forma de crecimiento.

En época más reciente se han admitido cinco reinos que tienen en cuenta la organización celular y la forma de nutrición.

El perfeccionamiento de las técnicas y de los materiales de laboratorio puso de manifiesto las diferencias entre células procarióticas y eucarióticas y determinó una clasificación que tuvo como criterio la presencia de células procariotas y eucariotas. Así fue que las bacterias y las algas verdeazules con células procarióticas, han sido agrupadas en un reino, el de las Móneras.

Las células eucarióticas se desarrollaron con posterioridad y pueden haber derivado de asociaciones simbióticas de las células procarióticas. El reino Protistas está compuesto por diversos organismos eucariotas unicelulares que viven aislados o formando colonias. Se cree que cada uno de los reinos multicelulares se ha desarrollado más de una vez a partir de antecesores protistas. En este reino se agrupan algunos organismos conocidos, como las amebas, los paramecios, las giardias, los plasmodios, por solo citar algunos.

El reino Vegetal o de las Plantas está formado por organismos multicelulares o pluricelulares que, en general, tienen paredes celulares y que contienen cloroplastos, donde producen su propio alimento mediante fotosíntesis. Por lo tanto, el criterio que se tuvo en cuenta fue el relacionado con la forma de nutrición. En este caso, las plantas tienen nutrición autótrofa. Antiguamente se clasificaban las bacterias, las algas y los hongos como plantas. Pero en este caso no podían encajar bien estos últimos organismos pues carecen de clorofila.

Quedaban sin clasificar en la nueva forma de agrupación los organismos de células eucariotas, pluricelulares que tuviesen una nutrición heterótrofa. En ese caso estaban los animales y los hongos.

El reino Animal, que es el cuarto comprende los organismos que son multicelulares, tienen sus células organizadas en diferentes tejidos, son móviles o tienen movilidad parcial gracias a tejidos contráctiles, y digieren alimentos en su interior. Por lo tanto, su nutrición es heterótrofa ingestiva. No pueden elaborar sus alimentos y tienen que hallarlos en los vegetales o en otros animales.

El reino Hongos, el quinto de los reinos, incluye los organismos multicelulares o multinucleados que digieren los alimentos externamente y los absorben a través de superficies protoplasmáticas tubulares denominadas hifas (de las que están formados sus cuerpos). Estos organismos del reino hongos tienen pues, nutrición heterótrofa absortiva. Existen otros hongos que son las levaduras, que no presentan hifas pero también están en este reino.

Todo lo antes expuesto nos permite afirmar que en los seres vivos existen a la vez las cualidades de ser únicos y diversos al mismo tiempo, por lo que en ellos se cumple una de las paradojas de la ciencia, puesto que las dos cualidades, unidad y diversidad, si te pones a analizarlas, son contrarias.

La unidad de los organismos se aprecia como regularidades que presentan. Una de esas regularidades es la presencia de células como unidades estructurales y funcionales. Las otras similitudes son las de realizar funciones vegetativas, mediante el metabolismo, intercambiar sustancias y energía con el ambiente, y auto replicarse.

A continuación se presenta esta clasificación versificada en décimas, lo cual puede convenir mejor para algunos alumnos que las puedan memorizar y aprenderla mejor:

UNIDAD Y DIVERSIDAD

(Décimas escritas por la Dra. Adania Guanche e inspiradas en los cinco reinos de Whittaker y otros autores)

Pueblan toda la geosfera

organismos por millones;

y sé que, como supones

constituyen la biosfera.

Hay, sin embargo, en la esfera

terráquea, tal unidad,

por la célula, igualdad

de todos los organismos

diferentes en sí mismos

y por su diversidad.

 

Clasificar, en verdad,

tomando un solo criterio,

tantas especies, no es serio,

por su gran complejidad.

Del núcleo la variedad

da una clasificación:

si la célula en cuestión

lo presenta, es eucariota;

si núcleo no hay, procariota;

no puede haber confusión.


Un primer reino tenemos,

de las Móneras llamado,

queda pues, clasificado

sin núcleo las conocemos.

Los ejemplos que sabemos

de esta nueva agrupación:

algas azules, que con

bacterias, ya flageladas,

esféricas o alargadas,

procariotas todas son.

 

Para bien clasificar

eucariotas, con científico

criterio, muy específico

¡Reine lo unicelular!

Protistas se han de llamar

las que con su variedad,

forman la diversidad

del reino, que es el segundo

y dispersos por el mundo

cada ser una unidad.

 

El tipo de nutrición

(siendo pluricelular,

eucariota), da lugar

a otra clasificación.

Hace este reino inclusión

de organismos muy variados

que nunca viven aislados;

son Plantas, que por autótrofas

diferentes a heterótrofas

de la vida son aliados.

 

Y sigue la nutrición

dando criterios valiosos

ejemplares y armoniosos

en la clasificación.

Las heterótrofas son

de dos formas principales

en dos reinos, como tales:

Hongos, si son absortivas

de lo contrario, ingestivas

y esos son los Animales.

(Mayo de 1998)

 

 

Comentarios


Deja un comentario