10-11-2011_7-49-12
Tema: El aire: Los
vientos planetarios

Autora: Dra. C. Adania Guanche Martínez

Por: Lic: Santa C Guzmán Fleites

Estimado maestro: sabemos que en muchas ocasiones no puedes responder algunas preguntas curiosas que formulan tus escolares. Aquí te presentamos algunos conocimientos acerca del aire, desde los puntos de vista físico, químico, biológico y geográfico. Esperamos que estas “pinceladas” de contenidos te sean útiles y te actualicen sobre cuestiones que se transforman día a día.

Los vientos planetarios

Los vientos que predominan en el planeta Tierra tienen su origen, fundamentalmente, en las zonas donde inciden de forma más o menos perpendicularmente los rayos solares en las distintas épocas del año, en virtud de la inclinación del eje terrestre.

En sentido general existe una zona de calmas ecuatoriales, que se extiende desde uno al otro trópico, y por ello es una región de altas temperaturas, bajas presiones atmosféricas, aire húmedo y lluvias constantes en muchos de los países que se encuentran en esta franja del planeta.

Las corrientes de aire se elevan desde esta zona hacia la troposfera en dirección hacia las áreas más cercanas a los polos.

Parte de ese aire se enfría y desciende hacia las zonas de calmas subtropicales, y el resto del aire caliente sigue Vientos_planetarioshacia los polos. En las zonas de calmas subtropicales se forman áreas de altas presiones, o sea, lugares donde el aire es más frío, desde donde soplan vientos constantes y regulares, llamados vientos alisios, hacia las zonas de calmas ecuatoriales. Los alisios soplan en dirección nordeste en el hemisferio norte y sudeste en el hemisferio sur, debido a la rotación de la Tierra.

El aire que llega a los polos se enfría y desciende, creando dos áreas de altas presiones alrededor de ambos polos. Los vientos que soplan desde los polos hacia las zonas de Calmas Subtropicales se llaman vientos polares.

Estos vientos planetarios son constantes, pues se deben, como se explicó, a las diferencias en el calentamiento de la Tierra y por tanto, a ello se debe la formación de zonas permanentes de altas y de bajas presiones, respectivamente.

Comentarios


Deja un comentario